Blog
cadera perro

Artroscopia diagnóstica de cadera en el perro

A pesar de que en la práctica clínica humana se cuenta con muchas técnicas diagnósticas como los rayos X seriados, la tomografía axial computadorizada (TAC) o la resonancia magnética, se ha podido evidenciar que muchas lesiones de tejidos blandos articulares no son diagnosticables utilizando estos métodos. La artroscopia se ha mostrado como una herramienta imprescindible para el diagnostico de este tipo de patologías. Gracias a las distintas técnicas de distracción de la articulación coxofemoral, la artroscopia ha evolucionado mucho en los últimos cuatro años.
artroscopia perro

Artroscopia en IVOT

LA ARTROSCOPIA PERMITE DETERMINAR PATOLOGÍAS QUE ANTES SÓLO PODÍAMOS DETECTAR CON UNA ARTROTOMÍA. La identificación de la lesión se puede obtener de forma precoz, antes de que aparezcan lesiones degenerativas visibles con otras técnicas diagnósticas como la radiología, reduciendo así las consecuencias negativas para la articulación. Sabemos que es muy importante poder tratar a tiempo las lesiones del cartílago articular. Cuanto menor es la lesión y antes la tratamos, mejores resultados obtenemos. La artroscopia nos permite observar los cambios de color y de textura que sufre el cartílago antes de que se produzca una herida. Éste es el mejor momento para cortar el proceso de destrucción del cartílago y favorecer las vías anabólicas para la reparación.